info@amelex-abogados.com
626 17 53 11

Blog de Amelex Abogados

Noticias de Amelex Abogados y del mundo de la abogacía en general

PROCEDIMIETOS DE FAMILIA: PENSIONES DE ALIMENTOS.

            Cuando una pareja sufre ruptura uno de los principales problemas que surgen es ¿qué padre se queda con los hijos? Durante años atrás esto ha sido una cuestión práctica siendo la madre siempre la que tuviera la guardia y custodia de los menores, a raíz de este punto es cuando surgen las dudas sobre el tema de las pensiones de alimentos.

¿Qué es la pensión de alimentos?

La pensión de alimentos es aquella que se establece a  favor de los hijos comunes y nacidos durante la relación sentimental. Esta pensión se establece normalmente a cargo de los padres, pues suele ser en la mayoría de los supuestos el progenitor no custodio.

La pensión alimenticia tiene una función protectora de los hijos. Esta función, que deriva del artículo 39 de la Constitución Española, está especialmente respaldada por el ordenamiento jurídico.

Esta pensión, según viene establecida por nuestro actual Código Civil en su artículo 142, incluye los alimentos indispensables, siendo:

Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el                         sustento, habitación, vestido y asistencia médica.”

          Del citado articulado se desprende que la pensión de alimentos debe de cubrir los gastos indispensables como es la alimentación diaria, la ropa, sustento de suministros y asistencia médica que venga cubierta por la Seguridad Social.

El mínimo establecido por el Ordenamiento se encuentra actualmente en 180 €, aunque hay algunos Fiscales que aun aceptan un mínimo de 150 € (esto significa que el progenitor-deudor debe pagar esa pensión mínima incluso cuando no tenga ingresos), siempre actualizable anualmente conforme a las variaciones (en alza) que experimente el IPC que se publique en el INE u Organismo que lo sustituya. No obstante, existen unas tablas publicadas por el Poder Judicial donde se establece la cantidad a que debe ser establecida como pensión, pues a la hora de determinar la misma hay que tener presentes tres aspectos fundamentales: la monoparentalidad o custodia compartida, el número de hijos y el salario que perciba cada uno de los progenitores. Todo ello en base a lo establecido por el Artículo 147 del Código Civil.

Existe un gran dilema sobre los gastos de educación si se engloban o no dentro de los gastos de pensión de alimentos, a criterios de esta letrada y de varias Sentencias, NUNCA debería de integrarse los gastos de educación dentro de este concepto, pues nos encontramos ante un gasto que es imposible poder determinar en el tiempo, pues se desconoce los estudios que un hijo en el futuro pueda tener (módulos, cursos de formación, estudios universitarios, universidades privadas, residencias, etc.). Es absurdo el planteamiento de que una matrícula de universidad que oscilará sobre unos 1.200 € como mínimo pueda ser sufragada con una pensión mensual de 150 €.

Por ello mismo, todos los gastos que son de difícil previsión futura deben de ser considerados como gastos extraordinarios y por tanto sufragados al 50 % por ambos progenitores, así como el resto de gastos extraordinarios.

Otro de los conflictos que suele darse en la práctica es si existe o no obligación de pasar la pensión de alimentos en periodos de vacaciones, periodos donde se supone que el padre pasa el mismo tiempo con los hijos que la madre. Para estos casos la respuesta es siempre afirmativa.

La duración de la pensión debe de ser cubierta hasta que los hijos sean independiente económicamente, debiendo establecer lógicamente un tope de edad, salvo para los supuestos especiales de que los hijos sigan estudiando según formación y especialización y quede en todo momento justificado.

En todo proceso de divorcio o separación de debe de tener siempre presente que el dinero destinado al pago de una pensión de alimentos es destinado a cubrir los gastos que puedan originar los hijos comunes, y que es una obligación de todo progenitor sufragar dicha pensión a pesar de no contar con ingresos económicos declarados.

 

En otro blog desglosaremos con detalle que abarcan los gastos extraordinarios.

 

Desde el bufete AMELEX ABOGADOS, especialistas en procesos de familia, ofrecemos nuestros servicios para todo tipo de procedimiento familiar, garantizando la lucha de los derechos de los menores.